El TSJA ratifica la condena a la agencia Korpa por la muerte de una se sus reporteras

SI EXISTÍA UNA RELACIÓN LABORAL PESE A NO TENER CONTRATO

La Sala de lo Social de Sevilla del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha desestimado el Recurso de Súplica presentado por la Agencia Korpa contra la sentencia que reconocía la relación laboral de Ana Belén García, una de las reporteras de dicha agencia del corazón, y declaraba su muerte en accidente de tráfico como siniestro de trabajo «en misión». El fallo del TSJA confirma en todos sus términos la sentencia dictada en su día por el Juzgado de lo Social número cuatro de Sevilla y ratifica la indemnización a la familia de la redactora.

A.B.G. reportera de la agencia Korpa, propiedad de las también periodistas Paloma García Pelayo y Ángela Portero, falleció en un accidente de trabajo «en misión» el 20 de enero de 2005 cuando se dirigía, en compañía de una reportera gráfica de la misma agencia, desde Sevilla a Córdoba a cubrir un acto de los Príncipes de Asturias, en automóvil facilitado por la empresa KORPA.

El TSJA ratifica en todos sus términos la sentencia del juzgado de los Social número cuatro de Sevilla que declaró como accidente laboral la muerte de Ana Belén García. El alto tribunal andaluz considera igualmente demostrada la relación laboral de la fallecida con Korpa con al menos diecisiete elementos configuradores de una relación propia de un contrato de trabajo. Por ello ratifica la condena de la empresa a abonar a los padres de Ana Belén García de una indemnización de 89.673 euros.

El Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA) y la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), que han ejercido las acciones judiciales a través de su abogado Carlos Crisóstomo, muestran su más absoluta satisfacción por esta nueva sentencia que consideran un respaldo judicial a las numerosas denuncias que sobre la situación de los periodistas, y en especial los que se ocupan de los temas del corazón, vienen realizando.

El éxito que para la profesión periodística supone esta nueva sentencia favorable debería ser un serio toque de atención para las empresas de comunicación que siguen basando en las precarias condiciones laborales, salariales y profesionales de sus trabajadores, gran parte de sus beneficios económicos. Asimismo el SPA destaca que este caso demuestra, una vez más, la necesidad de regular legalmente la profesión periodística mediante un Estatuto del Periodista Profesional -que se encuentra en trámite en el Congreso de los Diputados- y una ley de Derechos Laborales que lo complemente.

Visto para sentencia el juicio contra la agencia KORPA

La agencia se niega a reconocer que una periodista fallecida en accidente de tráfico cuando iba a cubrir una información trabajaba sin contrato para esa empresa, a pesar de que sus compañeros lo confirman.

La agencia de noticias "del corazón" KORPA se negó hoy a reconocer, en un Juzgado de lo Social de Sevilla, que la periodista Ana Belén García -que murió en un accidente de tráfico cuando iba a cubrir una información por orden de los responsables de esa agencia- trabajaba para esa empresa sin contrato.

El abogado del Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA), Juan Crisóstomo, que representa a la familia de la joven, defendió que existía una relación laboral de la reportera fallecida con la empresa, porque eran los responsables de ésta quienes le daban las órdenes de trabajo, fijaban su jornada laboral y los temas que debía cubrir y ponían a su disposición los medios técnicos y de transporte necesarios.

El decano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de Sevilla, Franscisco Sierra, que dirigía la tesis doctoral de Ana Belén García, puso de relieve la situación de precariedad en la que se trabaja en muchas empresas de comunicación y de manera especial en las agencias dedicadas a las noticias "del corazón", que calificó de "extrema".

El abogado de KORPA -agencia que dirigen las periodistas Paloma García Pelayo y Angela Portero- afirmó que Ana Belén era sólo una colaboradora de la agencia, a pesar de que otros trabajadores de la empresa afirmaron durante el juicio que esta reportera realizaba exactamente el mismo trabajo que las personas de plantilla pero ella sin un contrato.

Desde el SPA y la Federación de Sindicatos de Periodistas volvemos a constatar, con este dramático caso, la vulneración de las leyes laborales que practican habitualmente muchas empresas periodísticas.

Este caso demuestra, una vez más, la necesidad de regular legalmente la profesión periodística mendiante un Esteatuto del Periodista Profesional -que se encuentra en trámite en el Congreso de los Diputados- y una ley de derechos laborales que lo complemente.

26 de mayo de 2005

La Agencia rosa Korpa, demandada por la familia de una redactora que falleció en un accidente laboral

La familia de Ana Belén G.G., de 26 años cuando se produjeron los hechos, ha presentado una demanda en la que exige el reconocimiento de la relación laboral que mantenía con Korpa esta periodista, que falleció el pasado 20 de enero cuando, por orden de esta agencia de noticias del corazón, se trasladaba en coche desde Sevilla a cubrir en Villafranca (Córdoba) el acto de inauguración de un tramo del gasoducto Huelva-Madrid presidido por los Príncipes de Asturias.
Se reclama el reconocimiento de la relación laboral entre la periodista y la empresa

Asimismo, la familia denuncia que la muerte se produjo como consecuencia de un accidente de trabajo, en el que Korpa incumplió con sus obligaciones y responsabilidades en materia de seguridad y salud laboral, ya que no dio respuesta a los requerimientos establecidos en la legislación existente en esta materia. Entre ellos se encuentra la evaluación de riegos, la redacción de un plan de prevención y seguridad, y la aplicación de medidas efectivas que garanticen la seguridad de los trabajadores.

Tal y como señala la demanda, el trabajo de Ana Belén G.G. tiene las características distintivas de cualquier trabajo por cuenta ajena, aunque su contrato no estuviera formalizado. De hecho, la trabajadora tenía sumisión y dependencia de la empresa, que es la que establece horarios y jornadas de trabajo. Además, es Korpa la que vende y comercializa el producto obtenido, mientras que la redactora cobraba un salario fijo establecido por la propia empresa, independientemente del precio que tuviera el material en el mercado de la prensa rosa. La empresa facilita los medios, dispone del centro de trabajo y las infraestructuras necesarias para la tarea. De hecho, el vehículo en el que se desplazaba la fallecida fue facilitado por la agencia.

La demanda se ha presentado ante el Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación (CEMAC) de Sevilla, como paso previo obligatorio a su formalización ante el Juzgado y ha sido redactada por los servicios jurídicos del Sindicato de Periodistas de Andalucía -SPA- que ha estado presente en todo el proceso y que se personará en el caso. Para el SPA, este luctuoso suceso denuncia por si mismo y una vez más la precaria situación de los periodistas, que es especialmente grave en el sector de agencias del corazón, donde se trabaja sin contrato y sin cobertura social y laboral, aunque en casi todos los casos existe una clara relación con sus empleadores en este sentido.

El próximo viernes día 17 de junio a las 13.00 horas, está previsto que se celebre, en el CEMAC de Sevilla, el acto de conciliación entre Korpa y la familia de Ana Belén G.G. por esta demanda de reconocimiento de la relación laboral de la periodista con dicha agencia. El SPA ha convocado una concentración de apoyo a la familia ante la sede de este organismo (Avda República Argentina, 21) en el que se denunciará una vez más la precariedad laboral permanente a la que están sometidos los periodistas.