Un fotógrafo obligado a entregar sus fotos a la policía

EL SINDICAT CATALÁN CREE QUE ES INADMISIBLE

Ribot, que ha comparecido en calidad de testigo y al que se le había recomendado asistir acompañado de su abogado, ha aceptado entregarlas para no ser imputado por un delito “grave” de desobediencia a la judicatura.

El fotógrafo gerundense ha manifestado que la policía se pondrá en contacto con él para que les facilite ese materia. A pesar de que Ribot no es el autor material de las fotografías, ha prestado declaración por ser el propietario de la empresa para la cual se captaron las imágenes.

El Sindicat de Periodistes de Catalunya denuncia el requerimiento de qué ha sido objeto el fotógrafo Jordi Ribot y “considera que esta es una petición inadmisible en una sociedad democrática porque no es tarea de los periodistas hacer el trabajo que corresponde a los cuerpos de seguridad del Estado, sino trabajar para el derecho a la información de la ciudadanía, que es lo que hicieron Ribot y el resto de informadores que cubrieron este acontecimiento.

Además este requerimiento supone un grave atentado a la condición de los periodistas puesto que en próximas situaciones similares, los participantes pueden ver los trabajadores de la información más como policías que como informadores, con el riesgo que esto supone no sólo para su seguridad personal sino la amenaza evidente que implica para la calidad de la información que debe recibir la ciudadanía, objetivo principal de cualquier periodista.

El SPC pide “al conjunto de la profesión que rechace el requerimiento planteado desde el Juzgado de Instrucción Número 3 de Madrid y desde la policía autonómica porque los periodistas no somos confidentes policiales sino garantes del derecho a la información de la ciudadanía. Este hecho evidencia una vez más la necesidad de una regulación urgente del secreto profesional de los periodistas a fin de evitar estas situaciones que van en contra del derecho de la ciudadania a recibir información veraz y plural.”

Comments are closed.