El estrés es el mal de los periodistas

El psiquiatra y ex presidente de la Sociedad Venezolana de Psiquiatría, Robert Lespinasse, explica que los periodistas pueden llegar a vivir en un estado de tensión tan constante y prolongado que los afecta no sólo como individuos sino en el plano familiar y hasta sexual. Indica que el estrés es la afección que más ataca a los comunicadores sociales, "puede ser del tipo agudo debido a que les toca vivir situaciones que pueden ser muy dramáticas y hasta dolorosas, lo que genera un fuerte impacto a escala personal y te quieres morir, así no sea un problema que directamente te incumbe".

Lespinasse aclara que la conflictividad política de los últimos años también ha causado estragos en la salud de los periodistas, "pues se hizo tan cotidiana la exposición a situaciones de riesgo que no sólo eran espectadores sino víctimas. Puede llegar el caso en que el peligro fue tan grande que el profesional puede revivirlo en cualquier otro momento de su vida".

El insomnio, la irritabilidad, la sensibilidad al ruido, la intolerancia, los dolores de cabeza, el sentir como si se tuviera un peso en la nuca y el estar siempre agotado son consecuencia de los estados de estrés prolongado que normalmente afectan a estos profesionales.

Otro punto débil del organismo de los comunicadores sociales suele ser el aparato gástrico pues muchas emociones, como explica el psiquiatra, se somatizan en esos órganos.

También suelen aparecer estos problemas por la falta de rigurosidad en los horarios alimentarios e incluso porque por razones de tiempo los comunicadores suelen "comerse cualquier cosa" sin pensar en que las consecuencias las sufre su estómago.

El doctor Raúl Monserrat, médico internista y gastroenterólogo, señala que el síndrome de intestino irritable y el reflujo suelen ser afecciones sufridas por los profesionales que llevan un estilo de vida agitado, lo que los hace descuidar su alimentación.

Sensación de acidez, ardor en el pecho, sensación de llenura, malestar estomacal en general, diarrea o estreñimiento suelen ser algunos de los síntomas que aquejan a las personas que no cuidan su dieta diaria y que además suelen estar sometidas a fuertes dosis de estrés diario.

Artículo original

Comments are closed.