LA PRECARIEDAD LABORAL ES EL PRINCIPAL PROBLEMA DE LOS PERIODISTAS

Más del 60% admite haber recibido presiones sobre el contenido de su trabajo

Según el "Informe Anual de la Profesión periodística 2005", realizado por la Asociación de la Prensa de Madrid (APM). la limitación de la libertad de expresión es sólo el octavo problema de la profesión según los propios profesionales (lo cita el 3,5%), por detrás de la precariedad laboral (39,7%), intrusismo (18,2%), paro (12,7%), remuneración baja (6,2%), becarios haciendo labores profesionales (5,2%), falta de códigos éticos (5%) e incompatibilidad con la vida familiar (3,7%).

En este sentido, el presidente de la FAPE y de la APM, Fernando González Urbaneja, expresó en la presentación de informe su "sorpresa" por el puesto que ocupan las amenazas a la libertad de expresión. "No sé si es el déficit de autoestima lo que causa el deterioro de la profesión o al revés, pero quizá la principal preocupación, que es la precariedad, sea consecuencia de ese deterioro", reflexionó. En cualquier caso, adelantó que la FAPE trabajará para acabar con ambos problemas de la profesión.

No obstante, el informe revela que la mayoría de las presiones procede de la propia empresa (26,2%), seguida de las instancias políticas (22,2%).

El director del informe, Pedro Farias, explicó que la encuesta, realizada a los más de 400 profesionales asociados a la FAPE y que constituye la primera parte del informe, desvela la "satisfacción profesional" de todos los encuestados, ya que ninguno dijo que quisiera cambiar de profesión, aunque un tercio (36,9%) sí cambiaría de medio, principalmente por promoción profesional (43,6%) o motivos económicos (21,5%).

Seis de cada diez (58,9%) reconocen que la imagen social de la profesión es "regular" y que su grado de independencia no es adecuado, con una nota de 4,9 sobre diez, y para combatirlo, defienden la necesidad de denunciar las actividades que perjudican esa imagen (94,5%).

Principalmente, lo que los periodistas creen que más perjudica la imagen de la profesión son la televisión (85,9%) y las revistas del corazón (24,7%) como medios, y los espacios de corazón (74,6%) y las "tertulias basura" (46,1%) como programas, así como los periodistas "estrella" (69,3%), aunque, en cambio, consideran que el cambio político en 2004 no afectó al ejercicio profesional (48,4%).

Para solucionar estos problemas, dado que tres de cada cuatro (74,1%) creen que "el mercado por sí solo no regula las funciones de los medios respetando los principios de la cultura democrática", los encuestados defienden mayoritariamente la creación de instituciones como los colegios profesionales (69,1%), el Consejo Audiovisual (50,4%), los consejos de prensa (45,9%) o instituciones reguladoras o autorreguladoras de la publicidad (39,7%).
Asimismo, se realizó una encuesta a las distintas asociaciones de la prensa sobre los estudiantes, los demandantes del primer empleo y sobre los profesionales en general. Según esta encuesta, el 73,6 por ciento de los alumnos inició la actividad laboral periodística antes de acabar la carrera. Ello no obsta para que, aunque el 80 por ciento de los licenciados encuentra trabajo tan sólo un mes después de acabar la carrera, sólo el 52,9 por ciento trabaja como periodista. El perfil del joven periodista es un redactor con una jornada laboral de 36-40 horas semanales y un sueldo de entre 600 y 1.200 euros.
Todo ello a pesar de que se ha detectado un incremento del 2,6 por ciento en el empleo de redacción de los medios respecto a 2004, aunque se ha reducido el resto de los puesto, "probablemente por la incorporación de los recursos técnicos", aventuró Farias. No obstante, el 18,4 por ciento de los periodistas, tanto de medios escritos como audiovisuales, están en circunstancias laborales "no estables".

La parte central del informe se basa en una encuesta sobre 1.200 profesionales acerca de la credibilidad de los medios. Según los consultados, en conjunto la televisión es el medio con mayor credibilidad social (33,4%), seguida de la radio (30,7%), los periódicos (23,6%), Internet (5,5%) y las revistas (0,3%).

Sin embargo, la "sorpresa" para los autores surgió cuando se desglosaron las respuestas por edades, ya que la televisión cuenta con mayor credibilidad entre las capas de población peor formadas mientras carece de ella entre los titulados universitarios, y la tendencia contraria se produce en otros medios como la radio, la prensa escrita o Internet. y por sexos ocurre algo parecido, ya que las mujeres dotan de mayor credibilidad a la televisión (40,6%) mientras que los hombres optan por la radio, aunque en menor medida (31,8%).

Por lo que se refiere a la información, la que menor credibilidad genera en la audiencia es la relativa al corazón, con un 70,5 % ciento que dice que no les inspira credibilidad (21,1% dice que "poca"), seguida de la nacional o local, que no cree el 26,5 por ciento (el 50,9% le concede poca credibilidad).

Respecto a los nuevos medios, como es Internet, la encuesta revela que el 43 por ciento de los periodista con página propia ha recibido amenazas por los comentarios recogidos en ella. Por otra parte, el 85 por ciento de los profesionales asegura que "se ha perfeccionado como profesional" gracias a la Red y un 40 por ciento afirma que disfruta más su trabajo con esta herramienta.
El bloque final se dedica al estudio de los distintos medios de comunicación, sobre los que reconocidos profesionales exponen sus valoraciones en distintos artículos.

El vicepresidente primero de la APM, Jorge del Corral, señaló que este estudio, del que dijo que "no es una radiografía que muestra el esqueleto óseo de la profesión sino una ecografía que enseña lo que hay dentro", adelantó que la edición del próximo año abordará otro "tema de preocupación, como es la proliferación de medios públicos" que, aunque crean trabajo, "mediatizan en exceso la pluralidad informativa".

En este sentido, apuntó que "pueblos con problemas para atender las necesidades de sus ciudadanos están creando medios públicos que son el botafumeiro del alcalde de turno, y queremos saber lo que hay –aseguró–. Haremos una cata de esto porque redunda en la calidad democrática y la defensa de la libertad de expresión".

O SXG PIDE Á DIRECCIÓN DA CRTVG QUE REMATE COA PRECARIZACIÓN NAS CONTRATACIÓNS DO ENTE PÚBLICO

O Sindicato de Xornalistas de Galicia (SXG) ven de reclamar á dirección da Compañía de Radio Televisión de Galicia (CRTVG) que remate coa precarización nas contratacións dos seus traballadores e que posibilite a incorporación dos profesionais que quedaron na rúa logo de que a antiga dirección non lles renovara os seus contratos.
Durante unha entrevista mantida o luns 17 de outubro co director xeral da CRTVG, Benigno Sánchez, o SXG lembrou que un dos seus obxectivos fundamentais é rematar coa precariedade laboral e regularizar as condicións laborais dos traballadores dos medios públicos. Neste senso, transmitiu o seu desexo de que o ente público volva contar con todos os traballadores que hoxe están no paro.
O Sindicato de Xornalistas destacou a pésima situación laboral na que se atopa a CRTVG e pediu o fin dos contratos por ETT´s e a estabilización profesional dos seus traballadores. Asemade, reclamou que disminúan os contratos artísticos e que se equiparen os dereitos laborais dos traballadores contratados por productoras alleas aos dos propios traballadores do ente público.
Pola súa banda, o director xeral do ente é consciente da precaria situación profesional de moitos dos seus traballadores e comprometeuse a modificar a actual situación. Deste xeito, confirmou que, a partires de 2006, non se producirán novas contratacións a través de ETT´s, senon mediante as tres empresas da CRTVG: a TVG, a RG e a propia compañía.
Benigno Sánchez comprometeuse a crear un banco de datos no que figurarán todos os profesionais que traballaron na CRTVG e que agora están sen traballo e anunciou a convocatoria dun concurso-oposición de novas prazas para o vindeiro ano.
Ademáis, garantiu que tentará reducir as contratacións de tipo artístico e afirmou que haberá un "maior control" das produccións alleas. Neste senso, salientou que, a partir de agora, as productoras rexiránse en función dos intereses da CRTVG.
O SXG calificou de "moi positivas" estas medidas e ofreceu o seu apoio ao novo director xeral do ente público. Neste senso, recomendoulle que, nesta nova andaina, teña en conta a todos os profesionais da CRTVG (xornalistas, cámaras, técnicos…) e conte con eles para a nova etapa que agora comeza.