La FeSP condena el asesinato de una periodista rusa crítica con Putin

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) lamenta y condena el asesinato de la periodista rusa Anna Politkovskaya, una de las más críticas contra el Gobierno que preside Vladimir Putin, y pide al Ejecutivo español que haga cuanto esté en sus manos para que las autoridades rusas esclarezcan lo ocurrido, detengan al autor o autores y los pongan a disposición de la Justicia.

La muerte de esta informadora, como las de otros 11 periodistas que han sido asesinados en Rusia en los seis últimos años, desde que gobierna Putin, debe hacer reaccionar a la comunidad internacional. El retroceso de la libertad de expresión es también un retroceso de la democracia ante el que los demás países no pueden mirar para otro lado.

La Junta Ejecutiva Federal de la FeSP también lamenta y condena la muerte de los periodistas alemanes Karen Fischer y Christian Struwe, que fueron asesinados el 6 de octubre en Afganistán.

O Sindicato apoia ós informadores que publicaron as caricaturas de Mahoma

O Sindicato de Xornalistas de Galicia (SXG) respalda publicamente a tódolos profesionais que difundiron as caricaturas do profeta Mahoma nas ultimas semanas co fin de informar. O Sindicato condena as represarias que moitos destes xornalistas sufren por cumplir co seu traballo. Arrebatarlle os cidadáns a posibilidade de recibir unha información completa sobre un asunto tan de actualidade – como é o contido gráfico destes debuxos- constitúe un acto de censura.

Esta organización quere trasmitir especialmente a súa solidariedade ós profesionais que foron encarcelados, despedidos ou amenazados tras difundir as viñetas. Segundo Reporteiros Sen Fronteiras, hai alomenos sete encarcelados, doce procesados pola Xustiza e trece publicacións foron clausuradas.

Botarlle a culpa ó mensaxeiro

Estas represarias contribuiron a que finalmente triunfase a autocensura nos medios do noso entorno. O insuficiente respaldo –cando non a condena explícita da publicación- mostrado pola maioria dos dirixentes políticos axudou o establecemento do clima de autocensura. Noutras palabras, os dirixentes están optando por acusar ós medios de irresponsables no lugar de debatir sobre o contido dos debuxos.

A liberdade de expresión é requisito indispensable para vivir en democracia. O Sindicato respeta tódalas crenzas relixiosas, pero defende que ningún credo pode establecer límites sobre que é adecuado publicar.

Respeto ó Islam

A organización entende que é unha exaxeración inadecuada identificar a relixión islámica cos atentados terroristas perpetrados por radicais, como pode interpretarse a raíz dalgún dos debuxos.

Sen embargo, rexeitar os argumentos dalgunhas caricaturas non pode servir de excusa para censuralas. O resultado final é que se está privando ós cidadáns do seu dereito fundamental a recibir unha información completa sobre os feitos que afectan a nosa sociedade.

RSF recuerda que en los países en que se publicaron las caricaturas de Mahoma hay libertad religiosa

La organización de defensa de la libertad de prensa Reporteros sin Fronteras hizo hoy un llamamiento "a la calma y la razón" ante el aspecto "preocupante" que está adquiriendo la polémica por las caricaturas del profeta Mahoma, y recordó que los periódicos que publicaron estos dibujos pertenecen a países "donde la religión es un asunto privado" y en los que, por tanto, "la libertad religiosa va acompañada de la libertad de expresión".

"Aunque comprendemos que muchos musulmanes se hayan sentido conmocionados con su publicación, ya que el Islam prohíbe cualquier representación humana del Profeta, eso no justifica los llamamientos a la violencia, ni las amenazas, vengan de donde vengan", aseveró la organización.

"En el caso que nos ocupa, es necesario redimensionar los hechos en su justa proporción", prosiguió RSF. "Los periódicos que han publicado las caricaturas pertenecen a países donde la religión es un asunto privado: en esa tradición, la libertad religiosa va acompañada de la libertad de expresión, que incluye el derecho a lanzar pullas contra las convicciones que no se comparten", añadió.

"Igualmente, es necesario recordar que, en esos mismos países, la prensa es independiente de los poderes establecidos", por lo que "sus posturas y opciones editoriales sólo le comprometen a ella y, por tanto, en ninguna manera a las autoridades de sus países ni a sus conciudadanos", agregó.

Por ello, Reporteros sin Fronteras hizo un llamamiento a los responsables políticos y religiosos de los países musulmanes, así como a la prensa del mundo árabe, "para que hagan todo lo que esté en su mano para calmar los ánimos, de forma que pueda establecerse un debate sobre las concepciones de unos y otros".

De la misma manera, la organización pidió a los occidentales que "se dediquen a tranquilizar y evitar lo que puede sentirse como provocaciones inútiles". En ese sentido, instó a que la crisis de las caricaturas sirva para encontrar una respuesta a la pregunta de cómo conciliar la libertad de expresión "con el respeto a las convicciones más profundas de todos y cada uno".

El gobierno de Túnez prohibe la constitución de un Sindicato de Periodistas

"Si Naciones Unidas ha aceptado organizar, en noviembre de 2005, una Cumbre dedicada a la información (SMSI) en Túnez, es para dar al presidente Ben Alí la oportunidad de mejorar su balance en materia de libertad de expresión.
Porque la libertad de prensa continúa siendo inexistente en el país. Hoy todavía, las autoridades tunecinas acosan al SJT, para forzarle a cesar en sus actividades. Pedimos formalmente a las autoridades tunecinas que permitan la celebración del congreso constitutivo del Sindicato de
Periodistas Tunecinos, de acuerdo con la Constitución y las leyes vigentes en el país", ha declarado la organización.

Lofi Ajjí, presidente del comité fundador, contactado por teléfono por Reporteros sin Fronteras, ha manifestado que ha sido citado por la policía, por cuarta vez en lo que va de año, quien le ha comunicado la orden de prohibición de celebrar el congreso constitutivo de su sindicato, así como del seminario previsto para la misma semana, sobre el tema "Periodismo y Sindicalismo". Aseguró además que el sindicato tiene que reunirse para decidir la postura respecto a esta decisión.

Según el artículo 8 de la Constitución Tunecina, en Túnez "la libertad sindical está garantizada" ; un principio reconocido por la convención de 1949 de la Organización Internacional del Trabajo, ratificado por Túnez. El Código del Trabajo de 1966, que reconoce la libertad sindical sin ningún obstáculo, no somete la creación de un sindicato a ningún acuerdo previo de
las autoridades, sino que únicamente prevé una simple notificación con la presentación de los estatutos constitutivos. El Comité fundador del Sindicato de Periodistas, creado en mayo de 2004 por 150 periodistas, que ya ha cumplido con este procedimiento, tiene la vocación de defender la libertad de prensa, las condiciones de trabajo y la ética profesional de los
periodistas.

LA FeSP CELEBRA QUE DOS PERIODICOS DE PORTUGAL SOBREVIVAN GRACIAS A SUS TRABAJADORES

Los trabajadores de los diarios portugueses A Capital, de Lisboa, y O Comércio de Porto, que fueron cerrados a final de julio por sus propietarios –el grupo español Prensa Ibérica–, han decidido constituirse en cooperativa para que vuelvan a ser publicados. La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) celebra esta decisión y lamenta que una empresa española haya cerrado esos dos periódicos sin buscar antes soluciones que les permitiera seguir en el mercado y que los trabajadores sí han encontrado.

Prensa Ibérica es el más importante grupo de prensa regional en España, con más de 15 títulos: El Faro de Vigo, Levante, Diario de Mallorca, La Nueva España y La Opinión en varias provincias, entre otros. A pesar tanta experiencia en la edición de periódicos, no ha dudado en cerrar de la noche a la mañana dos diarios portugueses y dejar en la calle a más de 150 trabajadores, lo que daña las posibilidades de inversión de otras empresas españolas en Portugal.

Una vez más, la responsabilidad por los problemas económicos de unas empresas ha recaído exclusivamente en los trabajadores y no sobre quienes gestionan esos medios, que son los que tienen que buscar soluciones para hacer viables ambos proyectos.

Los trabajadores de ambos periódicos cuentan con el apoyo del movimiento corporativo portugués y ya han recibido propuestas de varias personas e instituciones para participar en el accionariado.

La FeSP anima a los trabajadores de esos diarios a seguir adelante con su proyecto cooperativo y felicita al Sindicato dos Jornalistas de Portugal, que desde el primer momento han estado con ellos en la búsqueda de una solución que ahora parece más cercana.

Los compañeros portugueses han expresado su agradecimiento a todos sindicatos integrados en la FeSP, que desde el primer momento les hicieron llegar su solidaridad y apoyo.