“La capacidad sancionadora del CAC no es nueva en Europa”

Entrevista al presidente del Sindicato de Periodistes sobre la Ley Audiovisual de Catalunya

Dardo Goméz explica los pormenores de la Ley del Audiovisual ante la desinformación promovida por las grandes empresas en una entrevista de Periodista Digital.

Pregunta: ¿Se siente la tensión en los medios catalanes, ahora que ha entrado en vigor la Ley Audiovisual de Cataluña?
Respuesta: No hay ambiente tenso, sólo en algunos lados, influidos por la ignorancia y las ganas de mentir, porque realmente no hay nada en la ley que deba inquietar a nadie.

P: ¿No se justificarían de ningún modo las preocupaciones de los medios, mayoritariamente en contra?
R: Se está dando una información interesada y losLos periodistas están desinformados en su mayoría. Ningún medio está informando correctamente qué es un consejo regulador, para qué sirve, etc.

P: ¿Cuál es el mayor error que se está cometiendo, informativamente hablando?
R: Pues estár insistiendo en que es un "órgano arbitrario sin parangón", cuando en Europa hay una plataforma de entidades reguladoras, a la que pertenecen 48 consejos de regulación de 40 países diferentes, ya que hay algunos, como Alemania, en los que no son estatales, sería algo parecido a España.

P: ¿Hay algún consejo regulador más en España, aparte del de Cataluña?
R: En España hay tres, el de Andalucía es el más nuevo, pero existen en Cataluña desde 1996 -ahora con carácter sancionador- y en Navarra desde 2001.

P: Si ya existen tres desde hace tiempo en España, ¿por qué este revuelo ahora?
R: Porque en España, el ámbito informativo y de comunicación nació desde la desregularización, lo que ha llevado a una situación precaria en cuanto al derecho a la Información de los ciudadanos. La reacción de los medios está siendo desproporcionada porque quieren seguir viviendo en el régimen actual.

P: Pero son la mayoría quienes están en contra…
R: Bueno, casualmente, son los mismos que están en contra del Consejo de Información y del Estatuto del Periodista.

P: ¿Cómo son los tres consejos reguladores en España, en relación con los ya existentes en Europa?
R: Los tres consejos reguladores que se han creado en España son muy democráticos. En Francia, por ejemplo, al consejo lo designa el presidente del Gobierno, mientras que en Cataluña es el Parlament.

P: Precisamente critican que el Parlament no es independiente…
R: Ahí está el asunto, que si decimos que un Parlamento no es independiente, cuando es elegido por millones de ciudadanos, ya me da mucho miedo las ideas de quienes piensen así.

P: Siguiendo con la comparación europea, ¿quizás allí no se sanciona?
R: La capacidad sancionadora del CAC tampoco es nueva en Europa. En Francia, por ejemplo, se pueden dejar 15 minutos de pantalla negra a un programa o en un caso bloquear un canal en que se emitían mensajes antisemitas. Y las multas de Reino Unido harían temblar a nuestras empresas. Es que aquí las empresas están pidiendo vivir en el Far West audiovisual.

P: ¿Defiende que los políticos se mezclen en este asunto?
R: Las ondas son propiedad del Estado y yo como ciudadano tengo derecho, y el Estado la obligación, de vigilar qué es lo que entra por esas ondas en mi casa. No es un tema que se deba dejar librado al mercado, como han planteado algunos directivos de medios.

P: ¿No le dice nada que todos coincidan en su postura en contra?
R: Es que a ningún propietario de medios le interesa que le digan que ha vulnerado todos los principios que afectan a los derechos de los ciudadanos.

P: ¿Cree que han influido a avivar la crispación las constantes protestas y críticas de la Cope?
R: Ni siquiera la Cope, sino un programa específico de la Cope, que dio la casualidad que ha sido el primero con el que ha actuado el Consejo Audiovisual de Cataluña, pero ha actuado por las denuncias de miles de usuarios, no por motivación propia.

P: Parece que se habla más de la radio por este revuelo con la Cope, pero, de las televisiones ¿qué opina, cómo les afectará?
R: Las empresas de televisión españolas vulneran diariamente y de forma flagrante la franja infantil, lo relativo a publicidad… todo.

P: ¿Cree que ahora que tiene capacidad sancionadora se lanzará rápidamente a hacer uso de ella?
R: Evidentemente no, hasta ahora, como Consejo Audiovisual, no ha realizado grandes riñas a los medios, así que no creo que ahora sean mayores.

P: En conclusión…
R: Se ha aprovechado muy bien como pretexto de los medios para que el Consejo Audiovisual estatal, español, que está en proyecto, salga recortado en funciones.

LAS ASOCIACIONES DE PERIODISTAS DEFIENDEN LA LEY DEL AUDIVISUAL DE CATALUNYA

El Foro de Organizaciones de Periodistas sale al paso de la cadena de ataques que desde ámbitos interesados se dirigen contra la aprobación de la Ley Audiovisual de Cataluña, que dota de más competencias al Consejo Audiovisual catalán, acercándolo al modélico Consejo Superior del Audiovisual francés; especialmente en lo relativo a la capacidad de conceder y revocar licencias, competencias que hasta ahora, eran del Gobierno, y de sancionar el incumplimiento de la ley. Las mismas voces se levantan contra el proyecto de Ley del Consejo Estatal de Medios Audiovisuales, que dotaría a España de un órgano similar; de forma que dejaría de ser el único país de la Europa Comunitaria en carecer de él.

Estas reacciones furibundas y con acusaciones tan inconsistentes como las de “resucitar la censura franquista” o de “intromisión de los gobiernos en los contenidos”, cuando se trata justamente de lo contrario, son simétricas a las lanzadas contra el proyecto de Estatuto del Periodista Profesional. Un instrumento que permitirá la regulación de los derechos y deberes de los profesionales para proteger el derecho constitucional a una información veraz y vigente también en la mayoría de países de nuestro entorno.

En el caso de la regulación del audiovisual, que limitaría los excesos y abusos como los que se cometen con las franjas publicitarias y la programación soez en horarios infantiles, muchos de los que hoy se oponen a ella antes habían resaltado las excelencias del modelo de consenso del CAC. Claro está, mientras se limitaba a meras recomendaciones, y no ejerciera funciones de vigilancia ni su potestad de sancionar..

En éste, como en el terreno de la regulación del periodismo profesional, los críticos a los Consejos Audiovisuales o de la Información quieren ignorar que estos organismos forman parte del paisaje de un entorno democrático. Sus insultantes acusaciones de franquismo, no hacen más que exponer su falta de argumentos y de seriedad.

El FOP, como organización unitaria de la mayoría de las organizaciones sindicales y profesionales de los periodistas de toda España, se reafirma en su defensa de los procesos de reforma democrática del sector audiovisual como la nueva Ley de RTVE y las de las RTV autonómicas, la creación de Consejos Audiovisuales, y la aprobación de los proyectos de Estatuto del Periodista Profesional, en trámite en el Congreso, y de una necesaria Ley de Derechos Laborales de los Periodistas, complemento indispensable de la anterior ya que las condiciones laborales de los informadores condicionan sus posibilidades profesionales de defender el derecho a la información.

El Foro de Organizaciones de Periodistas está integrado por la Agrupación General de Periodistas de UGT, la Agrupación de Periodistas de CCOO, el Col·legi de Periodistes de Catalunya, el Colexio de Xornalistas de Galicia, y la Federación de Sindicatos de Periodistas.

OS XORNALISTAS CATALÁNS REAFIRMAN O SEU APOIO Ó ESTATUTO DO XORNALISTA PROFESIONAL

Dardo Gomez reelexido presindente do Sindicato de Periodistes

O Sindicat de Periodistes de Catalunya (SPC) celebrou en Barcelona nos pasados 12 e 13 de Novembro o seu V congreso baixo o lema "Dret a la informació. Drets dels informadors". As compañeiras e compañeiros cataláns reelexiron a Dardo Gómez como o presidente do Sindicato acompañado por unha executiva formada por catorce persoas máis.

Neste congreso no que participou como convidado o Sindicato de Xornalistas de Galicia demostrouse, unha vez máis, a necesidade que a profesión ten dunha regulación.

Neste sentido, nas distintas mesas que conformaban o programa do congreso, refrendouse o apoio co que conta na profesión o Estatuto del Periodista Profesional (EPP). De feito unha das resolucións aprobadas polo congreso insta "os grupos parlamentarios a sacar adiante un EPP que realmente sexa un instrumento eficaz para defender o dereito á información da cidadanía", algo que só se pode garantir "si o texto final asegura ós xornalistas a sua independencia frente as presións de que poidan ser obxeto".

Os grupos políticos presentes nunha das mesas , PSC, ERC, CIU e ICV-EuiA comprometíanse ante os xornalistas presentes no congreso a apoiar un texto de EPP que vaia acompañado dunha Lei de regulación dos dereitos laborais.

Ante a presencia tamén dos compañeiros dos sindicatos de Francia e Portugal pusoxe de manifesto que o Estado Español é unha "rara Avis" no conxunto de Europa o non contar con mecanismos suficientes para regular a profesión e garantir a independencia dos profesionais así como rematar coa precariedade laboral que padecemos.

El SPC introduce en los convenios colectivos medidas para evitar el abuso de estudiantes en prácticas

Las propuestas que se ponen en la mesa quieren limitar el número y fijar un máximo porcentual según las plantillas, que las prácticas se desarrollen en período lectivo -es decir, ni en fines de semana, en horario nocturno o durante las vacaciones- y que haya una rotatividad por secciones. Una de las líneas estratégicas de actuación del sindicato es evitar el abuso de las prácticas de los estudiantes como parte del sistema de producción. El SPC se entrevistó hace pocas semanas con el consejero de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información, Carles Solà, a quien se trasladó la preocupación de la organización por el poco esmero que las universidades ponen para evitar que sus alumnos sean explotados en las empresas de comunicación, petición que el consejero se comprometió a poner en conocimiento de los rectores de las universidades, como también a promover fórmulas de acuerdo en este ámbito.

La precariedad es el principal problema para los periodistas catalanes

Según datos de una encuesta del Sindicat de Periodistes

Los resultados de la encuesta se difundirán próximamente, pero en las respuestas que han llegado se afirma que la falta de contratación, los bajos salarios, la inestabilidad laboral y el maltrato que se dispensa a los colaboradores por parte de las empresas son circunstancias demasiado habituales en muchos medios de comunicación catalanes. Otras cuestiones que también se destacan son las presiones políticas y empresariales que reciben los periodistas, la voluntad de instrumentalizar los medios por parte de los poderes políticos y económicos, el servilismo de las empresas de comunicación en relación a estos mismos estamentos y el deterioro de los productos informativos.

En la encuesta se preguntaba sobre cuáles eran los temas que los miembros del sindicato consideran que deben tratarse en el Congreso, cuales son los problemas más graves que sufre la persona como profesional de la información y cuales cree que son los problemas generales del sector. Además, también se pedía que se valorara la importancia que se daba a varias cuestiones, como la regulación laboral y profesional, los derechos de autoría, la regulación de las prácticas de los estudiantes en los medios o la conciliación de la vida laboral y familiar. La opinión que se expresa en las respuestas recibidas confirma la estrategia seguida por el sindicato en los últimos años: luchar por una regulación laboral y profesional del sector, reivindicar la desgubernamentalización de los medios públicos y elaborar propuestas para que los estudiantes no sean utilizados como mano de obra barata y gratuita, ni ocupen puestos de trabajo estructurales en las empresas de comunicación.