La Agencia rosa Korpa, demandada por la familia de una redactora que falleció en un accidente laboral

La familia de Ana Belén G.G., de 26 años cuando se produjeron los hechos, ha presentado una demanda en la que exige el reconocimiento de la relación laboral que mantenía con Korpa esta periodista, que falleció el pasado 20 de enero cuando, por orden de esta agencia de noticias del corazón, se trasladaba en coche desde Sevilla a cubrir en Villafranca (Córdoba) el acto de inauguración de un tramo del gasoducto Huelva-Madrid presidido por los Príncipes de Asturias.
Se reclama el reconocimiento de la relación laboral entre la periodista y la empresa

Asimismo, la familia denuncia que la muerte se produjo como consecuencia de un accidente de trabajo, en el que Korpa incumplió con sus obligaciones y responsabilidades en materia de seguridad y salud laboral, ya que no dio respuesta a los requerimientos establecidos en la legislación existente en esta materia. Entre ellos se encuentra la evaluación de riegos, la redacción de un plan de prevención y seguridad, y la aplicación de medidas efectivas que garanticen la seguridad de los trabajadores.

Tal y como señala la demanda, el trabajo de Ana Belén G.G. tiene las características distintivas de cualquier trabajo por cuenta ajena, aunque su contrato no estuviera formalizado. De hecho, la trabajadora tenía sumisión y dependencia de la empresa, que es la que establece horarios y jornadas de trabajo. Además, es Korpa la que vende y comercializa el producto obtenido, mientras que la redactora cobraba un salario fijo establecido por la propia empresa, independientemente del precio que tuviera el material en el mercado de la prensa rosa. La empresa facilita los medios, dispone del centro de trabajo y las infraestructuras necesarias para la tarea. De hecho, el vehículo en el que se desplazaba la fallecida fue facilitado por la agencia.

La demanda se ha presentado ante el Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación (CEMAC) de Sevilla, como paso previo obligatorio a su formalización ante el Juzgado y ha sido redactada por los servicios jurídicos del Sindicato de Periodistas de Andalucía -SPA- que ha estado presente en todo el proceso y que se personará en el caso. Para el SPA, este luctuoso suceso denuncia por si mismo y una vez más la precaria situación de los periodistas, que es especialmente grave en el sector de agencias del corazón, donde se trabaja sin contrato y sin cobertura social y laboral, aunque en casi todos los casos existe una clara relación con sus empleadores en este sentido.

El próximo viernes día 17 de junio a las 13.00 horas, está previsto que se celebre, en el CEMAC de Sevilla, el acto de conciliación entre Korpa y la familia de Ana Belén G.G. por esta demanda de reconocimiento de la relación laboral de la periodista con dicha agencia. El SPA ha convocado una concentración de apoyo a la familia ante la sede de este organismo (Avda República Argentina, 21) en el que se denunciará una vez más la precariedad laboral permanente a la que están sometidos los periodistas.

La Justicia obliga al Depor a permitir el libre acceso a Riazor de periodistas de La Voz

El juez considera probado que el club pedía dinero por acreditaciones sólo a este grupo

Además, anula la limitación del número de profesionales impuesta por el Juzgado de Instancia nº 4 de A Coruña (19-1-2004), que permití­a la entrada a las instalaciones deportivas de solo dos profesionales por medio, dos de La Voz (fotógrafo y redactor) y dos de la radio (locutor y técnico); pero que duplicaba el número de acreditaciones que desde el 2 de enero del 2003 concedía el Depor de forma gratuita a estos dos medios, exigiendo 18.000 euros para cualquier otra acreditación que se solicitase.

Ahora, la sentencia dicta que podrá acudir el mismo número de periodistas y en los mismos términos que antes de enero del 2003, es decir, un mí­nimo se seis profesionales para La Voz y de cuatro para Radio Voz.

El fallo de los magistrados Mª del Carmen Taboada, Luis Barrientos y Marí­a Dolores Fernandez considera probado que el club de fútbol sólo exigía la contraprestación económica a La Voz de Galicia y a Radio Voz, «adelatando una extralimitación del legí­timo ánimo de lucro que, a la postre, es un indicio o principio de prueba (…) de la existencia de represalias por el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades púlicas del artí­culo 20 de nuestra Constitución»

El Tribunal Constitucional anula el despido de un trabajador de TVE en Vigo

El despido obedeció a una represalia de la empresa

15 de junio.- El Tribunal Constitucional ha anulado el despido de un trabajador del centro territorial de TVE en Vigo porque obedeció a una represalia de la empresa, informó el TC.

Así lo acuerda el TC en una sentencia que anula la dictada por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que declaró el despido improcedente por no estar justificado en una causa legal, negando sin embargo la existencia de la discriminación que había sido reconocida por el Juzgado de Vigo que había visto el asunto.

El empleado, J.J.T.F., alegó que su cese obedecía a una represalia por parte de la empresa por acudir a los tribunales para que se le reconociera que la relación jurídica que unía a las partes era de carácter laboral.
J.J.T.F. interpuso en 2000 una demanda por despido contra TVE y, una vez celebrado el juicio, un Juzgado de lo Social de Vigo declaró nulo el despido, al entender que se había vulnerado un derecho fundamental del trabajador y condenó a la empresa a su readmisión inmediata en su puesto de trabajo.

La sentencia del Juzgado recogía entre otras cuestiones que el despido estuvo motivado por las reclamaciones judiciales que hizo J.J.T.F. para que se reconociera que el vínculo que le unía a su empresa era laboral.
El fallo fue recurrido ante el TSJG, que declaró el despido improcedente por no estar justificado en una causa legal, negando sin embargo la existencia de las discriminación que había sido reconocida por el Juzgado.

El TC recuerda que en el campo de las relaciones laborales la garantía se traduce en la imposibilidad de adoptar medidas de represalias derivadas del ejercicio por el trabajador de la tutela de sus derechos.

Entiende que los hechos relatados en la demanda resultan suficientes para considerar acreditada la posibilidad de una conducta dirigida a sancionar la actuación del trabajador.
Recuerda que «la empresa decidió poner fin a una relación laboral de más de diez años, durante los cuales no constan disfunciones profesionales o personales, en fechas inmediatamente posteriores al inicio por parte de J.J.T.F. de una serie de acciones encaminadas a lograr la declaración de laboralidad de su relación».

La misma que «había quedado formalizada a través de dos contratos sucesivos de arrendamiento de servicios».
El TC considera de «especial relevancia» el hecho de que el cese fuera acompañado «inmediatamente» de la contratación, también en régimen de contrato civil de arrendamiento de servicios, de otro profesional, «que hubo de constituir para ello una sociedad unipersonal de responsabilidad limitada, con objeto de realizar las mismas funciones y con el mismo horario que el demandante». Un portavoz de TVE indicó a Efe que la cadena no se pronuncia sobre esta sentencia.

A xustiza condena á COPE Pontevedra a indemnizar a unha xornalista que traballaba como falsa autónoma

O SXG pide os medios que contraten os que, como a afectada, figuran como colaboradores cando en realidade traballan a xornada completa.

O despido da xornalista foi improcedente e COPE Pontevedra debe readmitila ou indemnizala. Así resolveu a Xustiza a demanda que esta xornalista presentou para que se lle recoñecese unha relación laboral coa emisora. O Sindicato de Xornalistas de Galicia (SXG) destaca que os casos de “falsos autónomos” como este son habituais hoxe nos medios galegos. Por iso, o Sindicato valora moi positivamente este fallo e felicita a P. Castro por ser quen de facer valer os seus dereitos.

Ante esta sentencia, o Sindicato esixe ós medios que regularicen a situación destes “falsos autónomos” – os xornalistas e reporteiros gráficos que traballan a xornada completa pero que as empresas obrigan a firmar contratos mercantís como colaboradores. O SXG compromete o seu apoio ós profesionais que decidan demandar o recoñecemento dun contrato laboral, como fixo con a xornalista.

O SXG destaca a valentía das testemuñas

A presencia neste xuízo de varios xornalistas de Pontevedra como testemuñas foi clave e, segundo o SXG, constitúe un gran exemplo do que se pode lograr coa solidaridade entre compañeiros. Por iso, o SXG quere homenaxear unha vez máis a valentía destes profesionais.

Neste caso en concreto, o xuíz condena a Radio Popular a readmitir a traballadora ou a pagarlle unha indemnización e os chamados “salarios de tramitación”, unha cantidade diaria dende a data do despido ata a notificación da sentencia.

O tipo de contrato debe ser segundo o traballo que se fai

O SXG destaca a xurisprudencia tida en conta polo maxistrado neste fallo. A sentencia dictada por Fernando Cabezas lembra que a categoría dun contrato laboral deriva do tipo de traballo que fai o profesional, e non da denominación que figura no papel.

Así o fallo do 9 de maio recolle que “debe partirse do criterio xurisprudencial ampliamente reiterado que pon de manifesto como os contratos teñen a natureza que se deriva do seu contido obligacional, independentemente da denominación que lle outorguen os intervintes, debendo estar para determinar a súa verdadeira natureza á realidade do seu contido manifestado polos actos realizados na súa execución, o que debe prevalecer sobre o `nomen iuris´empregado polos contratantes”.

O xuíz considera probado que a xornalista tiña unha relación laboral con COPE aínda que firmara varios contratos mercantís coa emisora. Así, a sentencia destaca que a xornalista traballaba a xornada completa “dentro do ámbito da organización e baixo a dirección doutra persoa”.

Ademais, a Xustiza califica o despido de “unilateral e inxustificado”; pois “non lle foi comunicado formalmente nin consta ningunha causa algunha”. Cómpre lembrar que o 3 de maio P. Castro relatou nos xulgados como o síndrome de ansiedade provocado pola presión laboral dos seus superiores en COPE Pontevedra obrigoulle a deixar de traballar por baixa médica. Unha vez recuperada, o director da emisora comunicoulle a súa praza xa estaba cuberta e que a emisora xa non contaba cos seus servizos.

Contra esta sentencia, é posible apelar ó Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

Nota.- Remitarase copia da sentencia a aqueles que a soliciten

Unha ex-traballadora de COPE Pontevedra relata ante o xuíz como foi acosada laboralmente

O SXG lembra, no Día da Libertade de Expresión, que a precarización do traballo dos xornalistas perxudica a información que recibe a cidadanía

A extraballadora da emisora COPE en Pontevedra, P. Castro, relatou hoxe no Xulgado do Social número 3 desta cidade como foi acosada laboralmente polos seus superiores. Segundo a versión da xornalista, a ansiedade provocada por esta presión obrigoulle a deixar de traballar por baixa médica. Unha vez recuperada, o director de COPE Pontevedra comunicoulle que a emisora xa non contaba cos seus servizos.

A profesional deu conta ante o xuíz de como o proceso de acoso laboral culminou nunha xornada cando, de volta na emisora tras cubrir unha información nunha lonxa de peixe durante varias horas, o director de COPE Pontevedra realizou comentarios despectivos sobre a súa hixiene persoal ó mesmo tempo que rociaba a habitación con ambientador.

Chamadas os actuais xefes da xornalista

Segundo informou a xornalista ó Sindicato de Xornalistas de Galicia, os seus superiores de COPE argallaron, tras despedila e ter noticia da demanda xudicial, unha campaña de despretixio profesional contra ela. Esta campaña incluiu chamadas os actuais superiores de P. Castro, segundo lle comunicou ó SXG.

Ante esta situación, a traballadora promoveu o xuízo celebrado hoxe para que se lle recoñeza unha relación de tipo laboral coa Cadena COPE dende 2001 de decembro de 2004. Durante ese periodo, a informadora argumenta que estivo sometida a condicións propias dunha relación laboral estable (horario fixo na sede da emisora, uso dos medios da empresa, grabacion de programas en autocontrol, realización de tarefas xornalísticas segundo as ordes directas dunha coordinadora de informativos, etc.) malia que o contrato a obrigaba a darse de alta no réxime de traballadores autónomos.

O SXG felicita os testigos

Varios xornalistas que acudiron como testigos ratificaron que coincidían coa informadora en numerosos actos informativos baixo órdenes dos seus superiores na COPE. O Sindicato de Xornalistas de Galicia (SXG) quere felicitar expresamente ós traballadores e compañeiros de Radio Nacional de España, Faro de Vigo, Colexio de Enfermería, Cadena Ser e Onda Cero que tiveron a valentía de declarar hoxe para que se esclareza toda a verdade sobre este caso. Pola súa banda, os directivos da emisora negara estas e outros feitos declarados pola xornalista.

No día da Liberdade de Prensa, o SXG sinala que non é necesario referirse ós compañeiros mortos en conflictos bélicos para atopar ataques á liberdade de prensa, pois eses ataques son cotiás en Galicia. O SXG cree que cada vez que un xornalista galego é acosado laboralmente, ou ve como as súas condicións de traballo son cada vez máis precarias, menoscábase a calidade da información e polo tanto, a propia liberdade de prensa.