LA AGP-UGT CONSIDERA LA AUTORREGULACIÓN PROFESIONAL UN ABSURDO JURÍDICO

Sigue el debate sobre el estatuto del Periodista Profesional

El responsable de la AGP-UGT ha recurrido a expertos constitucionalistas para manifestar que “en el universo jurídico, las ideas de autolimitación y de autocontrol son absurdas. El derecho sólo puede concebirse a partir de la limitación y el control externos al destinatario de las norma”.

Este planteamiento ha sido expuesto hoy por el coordinador de la AGP-UGT en su comparecencia ante la ponencia de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados que estudia la proposición de ley de Estatuto del Periodista Profesional.

En su intervención, Víctor Sánchez también ha manifestado que la aprobación del estatuto profesional ha de hacerse por mandato constitucional, dado que es necesario el desarrollo normativo del artículo 20 de la Constitución.La regulación legal de derechos y deberes de los periodistas no actúa como
un sistema de prerrogativas para los profesionales de la información, sino que garantiza un ejercicio profesional independiente que permita ofrecer a los ciudadanos una información plural y veraz. De este modo, lo que se debe perseguir es la garantía del derecho a la información de toda la sociedad,según ha expuesto el coordinador estatal de la AGP-UGT.

Como medios adecuados para garantizar ese periodismo independiente y comprometido con la pluralidad y la veracidad, los profesionales de la información han de disponer de recursos tales como el secreto profesional y la posibilidad de invocar la cláusula de conciencia.

El compareciente también ha defendido la regulación legal de la creación de comités de redacción en los medios de comunicación. Los comités de redacción han de velar por la aplicación de los derechos y deberes profesionales y por el respeto a los principios de veracidad y pluralidad en la información.

En su intervención, Víctor Sánchez también se ha referido a la necesidad de reconocer los derechos de autor de los periodistas y a la posibilidad de dotar de fuerza normativa a una serie de criterios de actuación profesional que hasta ahora se han considerado inmersos en el universo de los principios morales.

En cuanto al Consejo Estatal de la Información, el compareciente ha señalado que se puede animar su creación siempre que sea respetuoso con la pluralidad de la sociedad y representativo de esta, mediante la elección de sus miembros por parte del Congreso y del Senado. Sánchez ha manifestado que “el consejo de la información, cuando se cree, deberá velar por los derechos de la ciudadanía a recibir información veraz y a recibir toda la información relevante”.

Comments are closed.